miércoles, febrero 22, 2017

Ficción y originalidad - Tom McCarthy

«"Ficción" no es lo opuesto a algo "real"; al contrario, denota todas las formas de narrativa y de alusión insertas en el tejido de la experiencia pública y privada. De eso trata Satin Island: del hecho de que la realidad está formada por cientos de códigos y narrativas superpuestas, ficciones. No hay nada nuevo o radical en lo que digo, es lo mismo que dijo Nietzsche hace un siglo. Los antropólogos y los psicoanalistas hace tiempo que lo han comprendido. Si hago un proyecto de la INS en un museo que hace referencia a situaciones narrativas de Kafka o Bourroughs y las reubica o si escribo una novela que emplea esas historias y las posibilidades que contienen, entre ambas cosas no hay una diferencia categórica. Todo es literatura, pero la ficción convencional ha excluido estas historias y estas posibilidades en favor de los platos típicos naturalistas, ha excluido lo más radical y apasionante de la literatura...

»Escribir no es originar una señal, sino recibir, remezclar y retransmitir varias señales al mismo tiempo. John Cage "componía" montando veinte radios en el escenario y sintonizándolas en tiempo real. Él entendía que, para "crear", el artista tiene que encontrar una zona en la que pueda ser radicalmente no original...

»Creo que la novela está muerta y siempre lo ha estado. Paradójicamente, esta imposibilidad ha sido una condición previa de su propia posibilidad. Una vez más, creo que de esto es de lo que trata El Quijote: las novelas no funcionan, hay una serie fatal de fallos técnicos en el "software" que subyace tras cada una de ellas como forma de experiencia y de expresión. La novela está jodida y la conciencia de Cervantes de este hecho da lugar a la novela moderna trascendental..."

En ABC: «Tom McCarthy: "La novela está muerta y siempre lo ha estado"»,

martes, febrero 21, 2017

Día Internacional de la Lengua Materna

Kábe’ ndi vaná’í úrir rínkha’ míndehgún, vaná’í ndi káne ur~í úza’ kibí’e rínkha’ míndehr
Tal como los seres humanos somos iguales, todas las lenguas también lo son

Kur~ín ndi ér~í, ír~ó’r~e katí úza’n
Nuestra lengua materna es aquella que habla nuestro corazón

Chichimeca-jonaz
(tomadas de Mexicanísimo)

* * * * * 

La educación multillingüe, dice la Unesco:
Enfatiza la calidad de la enseñanza y el aprendizaje, subrayando la comprensión y la creatividad;
Fortalece la dimensión cognitiva del aprendizaje al asegurar una aplicación directa de los resultados de aprendizaje en la vida del educando a través de la lengua materna;
Desarrolla el diálogo y la interacción entre el educando y el maestro al permitir una verdadera comunicación desde un inicio;
Facilita la participación y acción en la sociedad y permite acceder a nuevos conocimientos y expresiones culturales, y de tal modo garantiza una interacción armoniosa entre lo global y lo local.


lunes, febrero 20, 2017

Acerca de los nativos digitales (y sus padres) - Enrique Dans

«¿Hay riesgos en la tecnología? Sí, por supuesto. Como en todo. Como en salir a la calle, como en hablar con desconocidos o como en ver la televisión. ¿Hay un pederasta colgado en cada poste, acechando a nuestros hijos? No, pero hay que explicarles que existen pederastas, y que en cuanto tengan la más mínima sospecha, tienen que contárselo inmediatamente a sus padres. ¿Existe el cyberbullying? Por supuesto, como existía el bullying antes de que hubiese internet, aunque le diésemos un nombre diferente… pero cuando veo problemas con adolescentes sometidos a cyberbullying, no puedo evitar pensar siempre lo mismo: ¿dónde diablos estaban esos padres que ni fueron capaces ni de estar ahí disponibles para comentar los problemas de sus hijos, y que ni siquiera se dieron cuenta por las señales externas de que los estaban sufriendo? No, educar a un hijo no es darle un ordenador y dejarlo que aprenda a usarlo sin supervisión “porque es un nativo digital”. Educar a un hijo es otra cosa, y tiene poco que ver con la tecnología o con instalar un maldito filtro parental. Es una actitud.

»Utilizar los dispositivos como apaganiños o como baby-sitter es una completa irresponsabilidad. Pero peor aún es considerar que “la tecnología es peligrosa” y tratar de mantenerlos lejos de ella. Eso sí resulta profundamente irresponsable y absurdo. Nuestra comprensión de la tecnología tiene que comenzar por pensar que es un elemento permanente de nuestra sociedad actual y futura, y que lo que tenemos que hacer con ella es aceptarla y preparar a nuestros hijos para ella. La primera regla básica es entender que el mayor riesgo de la tecnología para nuestros hijos es que se mantengan alejados de ella...»

sábado, febrero 18, 2017

El viento

Ayer mi madre quería ir a entregar unos papeles al ISSSTE, en su calidad de jubilada. La convencí de que fuera el próximo lunes, pues por las constantes y nunca acabadas obras de "reconstrucción" en el centro de la ciudad y por el viento que se desató sería una odisea caótica. Escila y Caridbis se aparecen constantemente en una ciudad que parece cada vez más en estado de sitio. A los pocos minutos leímos que estaban desalojando el edificio Puga, donde están esas oficinas a las que iba, por cimbrarse ante los embates de Eolo. Oh, milagros de la procrastinación. No sé si lo predijeron los Simpson, como casi todo. Pero sí lo hizo Pessoa:

El viento, el viento alto
Fernando Pessoa

El viento, alto en su elemento
Me hace más solo —no me estoy
lamentando, él se tiene que lamentar.

Es un sonido abstracto, insondable
venido del elusivo fin del mundo.
Profundo es su significado.

Me habla el todo inexistente en él,
cómo la virtud no es un escudo, y
cómo la mejor es estar en silencio.

viernes, febrero 17, 2017

Teresa del Conde (1938-2017)

La crítica de arte, escritora y académica mexicana Teresa del Conde murió este jueves a los 79 años. La profesora de la UNAM fue autora de unos 30 libros, recibió el Premio Nacional de Crítica de Arte Luis Cardoza y Aragón en 2003 y la medalla de oro de Bellas Artes en 2008. 
Transcribo aquí un fragmento de una entrevista que dio a La Crónica.

“Es necesario que los medios dejen de ser conservadores y acepten a personas que quieren dedicarse a dicho ejercicio, pues sólo aceptan a quienes se han dedicado a la crítica y tienen fama en el rubro […] Hace falta calibrar a las nuevas generaciones, es necesario detectarlas y entonces sí, insertarlas en los medios para que comiencen a ser asimiladas por los lectores y continúen dándose nombres de críticos de arte”.

“Los editores también padecen de este problema. Por ejemplo, acabo de tener una experiencia con el prospecto de un libro que implica a la crítica de arte y me doy cuenta que también se valen de los mismos autores de hace lustros; muchos que incluso ya murieron”

“Además de que de la crítica de arte no se podría vivir, por ser mal pagada, es mal vista porque desde mis experiencias con grandes profesores que tuve, no les gustaba que la crítica se llevara a los medios de comunicación, por lo que se debía buscar por otros canales el ejercicio de la misma”